Tanto la cafeína como el sueño tienen propiedades reconstituyentes. Así que si te preguntas si es mejor beber una taza de café o dormir una siesta, en #tumuyfit ayudamos a tomar una decisión de acuerdo a tu situación.

Te duele la cabeza: Toma café

La cafeína es un analgésico suave y mejora la absorción de otros medicamentos para el dolor, así que puedes tomar un espresso y una aspirina para tratar un dolor de cabeza. Pero cuidado: el consumo excesivo de cafeína puede aumentar la frecuencia de cefalea.

¿Quieres correr rápido?: Toma café

La cafeína aumenta la resistencia y la velocidad; puedes mejorar tu rendimiento de 1 a 3 por ciento. Una persona que pesa 77 kg necesitará alrededor de una taza y media de café una hora antes de una carrera.

Estás de mal humor: ¡Toma café y una siesta!

Una noche sin dormir puede hacer que los adultos jóvenes sanos se sienten deprimidos. Tanto el café y las siestas pueden mejorar el estado de ánimo, combinados son mágicos. Toma un café inmediatamente antes de una siesta de 30 minutos y despierta feliz.

¿Tienes un exámen?: Toma una siesta

Una siesta de una hora de duración es “tan buena como una noche entera de sueño en términos de almacenamiento de información declarativa,” dice William Fishbein, psicólogo y neurocientífico de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

Estás apostando: Toma una siesta

“La falta de sueño altera el comportamiento de manera similar a una persona con una lesión cerebral”, dice William DS Killgore, profesor de psicología de Harvard. La cafeína te mantiene alerta a las 2 am, pero no va a evitar las malas decisiones.

Necesitas visión creativa: Toma una siesta

Los cientos de descubrimientos realizados en los sueños o en destellos al despertar son frecuentes, probablemente porque el sueño REM facilita las conexiones neuronales entre ideas distintas. Toma una hora y mejora tu creatividad.

via @WIRED