El período de descanso luego del maratón es tan importante como el entrenamiento de los meses previos. Es una etapa que debe cumplirse para evitar lesiones y más adelante poder enfrentar al cuerpo a nuevos objetivos.

Inmediatamente después: No te pares de golpe, camina y estira tus músculos. Aplica hielo.

 30 mins a 2 hrs. después. Consume carbohidratos, proteínas y líquidos.

 Esa tarde. Toma una siesta de 20 minutos a 2 horas. Métete a una tina con hielos de 10 a 20 minutos.

Al día siguiente hacer actividad regenerativa: el día después de la carrera es bueno realizar actividades alternativas sin impacto como natación o ciclismo recreativo. Esto va permitir la recuperación muscular y relajará los músculos que quedaron contracturados.

Estirar los músculos: más allá de que el corredor debe tomarse el tiempo necesario para estirar todos los músculos, antes y después de todos los entrenamientos y competencias, el día después de la prueba el atleta debe elongar nuevamente la parte superior e inferior del cuerpo.

Descansar: correr 42 kilómetros sobre asfalto implica un gran esfuerzo para los músculos y las articulaciones. El cuerpo y la mente necesitas descansar y recuperarse.

Respetar una buena alimentación: reponer carbohidratos para volver a llenar las reservas de glucógeno y agregar proteínas para que reparen los tejidos que se rompieron por el ejercicio intenso. Si el atleta se alimenta bien se sentirá mejor y se recuperará más rápido.

Hacer masajes deportivos: disminuyen las molestias musculares, colaboran en la eliminación del ácido láctico, incentiva la recuperación muscular y reduce la fatiga. El atleta debe intentar consultar con un masajista deportivo.

Respetar las 8 horas de sueño: cuando el atleta duerme el cuerpo se encarga de reparar los dañados por el ejercicio intenso y prolongado. Dormir es el momento más pleno de la recuperación.

No pensar inmediatamente en el próximo objetivo: después de un maratón, sea cual sea el resultado, no hay que pensar inmediatamente en la próxima competencia. Hay que pensar sólo en descansar física y psicológicamente.